Juan Urdiales, Co-CEO de Jobandtalent: “Londres es la puerta para ser una compañía global”

1- Juan Urdiales foto primer plano

 “Jobantalent lo vi como una gran oportunidad y lo empecé con el doble de ganas que con mi primer proyecto. El fracaso en mi primera empresa se convirtió en un motivo  para hacer bien las cosas y no cometer los mismos errores”.

 “El pain que queremos resolver es que muchas veces los profesionales se pierden grandes oportunidades laborales que pueden cambiarles la vida debido a la falta de tiempo y a la escasez de herramientas adecuadas para la búsqueda de empleo”.

 ”Esa sensación de cambiar las cosas y construir una empresa alrededor de una idea que cambie algo y lo haga funcionar mejor es lo que yo creo que nos llama más la atención a los emprendedores, el objetivo final no es hacerse millonario.”

Juan Calleja, especial para TICbeat desde Londres. Cuando  uno sale de la boca de metro de Old Street sabiendo  que por allí se encuentra la Tech City, el nuevo Silicon Valley británico que se ha convertido en una de las ciudad tecnológicas de mayor crecimiento del mundo, espera encontrarse con modernos edificios, zonas espaciosas y ajardinadas y stores de Starbucks, Pret a Manger, Caffè Nero u otras grandes cadenas de comida take away o cafeterías que son santo y seña de de Londres y que deberían estar frecuentados por una multitud de jóvenes nerds con tablet o portátil en mano. Sin embargo, cuando comienzas a caminar por alguna de las calles del tan de moda East End y que conforman el distrito de Shoreditch, no hay imponentes rascacielos, las carreteras son estrechas sin haber amplias avenidas y no se divisan grandes parques o zonas arboladas, aunque sí hay decenas de establecimientos y cafeterías de las cadenas anteriormente mencionadas.

Entro en uno de ellas para comprobar si está lleno de futuros Mark Zuckerberg y la verdad es que la media de edad es más cercana a los 27 años del fundador de Facebook que a los cuarenta y muchos de Jeff Bezos, por poner dos ejemplos de referentes del mundo del mercado de Internet. Me siento en una de las mesas alargadas del establecimiento en la que, con más de diez personas con dispositivos portátiles y café en mano, parece que se ha convertido en la mesa caliente de una oficina improvisada de una pequeña startup. Mientras repaso las preguntas de la entrevista que iba a tener en unos minutos con Juan Urdiales, Co-Fundador y Co-Ceo junto con su socio Felipe Navío de la plataforma de búsqueda de empleo y de selección de personal online nacida en España en 2009, Job and Talent, me viene a la memoria el primer encuentro que tuve con Juan hace varios meses en su sede londinense situada en la pequeña Featherstone Street. Me encontré con una persona que, además de tener una historia empresarial más que interesante a sus treinta y pocos años de fracaso, primero, y de éxito, después, está marcando el camino del futuro del mundo de las startups españolas con proyección internacional aunque quizá el joven malagueño aún no sea consciente de ello.

Con más de veinte empleados (quince en España y seis en Reino Unido); medio millón de usuarios o candidatos que buscan trabajo; alrededor de 200 clientes o empresas globales y de múltiples sectores que utilizan la plataforma para captar talento; y con el índice de crecimiento trimestral en ingresos que supera el 30%, Jobandtalent se encuentra en la recta final de la fase stage de una startup y, tras haber obtenido 2,5 millones de euros en una ronda de financiación con inversores españoles como Kibo Ventures o Felix Ruiz –fundador de Tuenti-, ahora tiene por objetivo encontrar la financiación necesaria y emplearse a fondo para llevar la empresa hasta sus límites.

Quién le iba a decir a Juan hace cinco años, cuando se encontraba buscando trabajo y tratando de reorientar su vida tras su primer “fracaso” empresarial con Pluscuamperfecta -una empresa del sector retail de tiendas propias y tiendas multimarca en las que el cliente podía customizar su propia ropa-, que iba a estar al mando de una oficina situada en pleno meollo de una de las mayores congregaciones de talento e innovación tecnológicas del planeta. Es ahí por donde quiero empezar la entrevista porque no todo el mundo está preparado para asumir una derrota y levantarse aún más fuerte para volver a intentarlo, triunfar, e ir aún más lejos y eso es poco frecuente sobre todo en el mundo de los jóvenes emprendedores españoles.

Tras los saludos previos y ponernos al día, nos desplazamos a la sala de reuniones para comenzar la entrevista. En la sala de paredes acristaladas desde donde se ve al equipo de UK trabajando sin descanso, de mobiliario blanco inmaculado y con la típica pizarra llena de garabatos, puedes hacerte a una idea de lo que debe de ser el día a día de Juan; una mezcla entre la responsabilidad, la libertad y una montaña rusa de emociones. A pesar de que al joven empresario malagueño el tiempo no le sobra, charlamos largo y tendido, sin interrupciones de móvil de por medio ni urgencias de oficina. Se le ve feliz, relajado, en su salsa.

TICbeat: ¿Cómo tuviste el valor y las ganas de volver a emprender después de una primera aventura empresarial que no salió bien? ¿Tanto te sedujo la idea de Jobandtalent?

Juan Urdiales: Cinco meses después de haber tenido mi primer fracaso conocí a Felipe Navío a través de mi amigo Adeyemi Ajao. Yo me encontraba buscando trabajo pero la verdad es que no tenía ni idea de cómo hacerlo, no sabía en dónde buscar, qué quería hacer, tenía un cacao mental que no veas… Entonces Adeyemi nos contó la idea  hacer unas guías de carreras profesionales que se distribuyeran masivamente en universidades para asesorar a los estudiantes profesionalmente y me preguntaron que si estaba interesado en ayudarles. Le dimos vueltas y surgieron buenas ideas para llevar a cabo un proyecto online: pintaba bien. Como no tenía nada, paré de buscar y montamos la primera oficina en mi casa. Felipe dejó su trabajo en McKinsey y Adeyemi, quien se iba en unos meses a hacer un máster en Standford, nos ayudó en el lanzamiento. Así empezó todo. Jobantalent lo vi como una gran oportunidad y lo empecé con el doble de ganas que con mi primer proyecto. El fracaso en mi primera empresa se convirtió en un motivo  para hacer bien las cosas y no cometer los mismos errores.

Tb: Han pasado más de cinco años desde que fundasteis la startup y aquí estamos, en vuestra sede de Londres desde donde trabajáis para hacer crecer la compañía a nivel mundial. ¿Ha sido una buena decisión?

JU: Ha sido una de las decisiones más claves que hemos tomado desde que comenzamos en esta andadura. Ya cuando nacimos teníamos la ambición de convertirnos en una empresa global puesto que el pain que nosotros queremos resolver es que al final los profesionales durante su carrera profesional se pierden grandes oportunidades y dejas escapar algunos curros que podrían cambiarte la vida, y eso no es sólo un problema local sino que es un problema global. En España hicimos una prueba de concepto y una vez que vimos que funcionaba, que daba dinero, que era escalable, pues vimos que había dos opciones; o crecer dentro de España o empezar a pensar cómo hacer que Jobandtalent fuera global. En ese momento juega tu ambición con la sencillez. Tu ambición al final es irte a Silicon Valley pero claro, irse a San Francisco es complicado con una empresa nacida en España, con equipo y con inversores españoles. Vimos que Londres era un punto intermedio y una puerta para llegar a ser una verdadera compañía internacional porque si triunfas aquí lo puedes hacer en cualquier parte del mundo.

Tb: Imagino que trasladarse a otro país, con lo que ello supone a nivel personal, y montar una oficina en una ciudad tan salvajemente competitiva como Londres no es tarea fácil.

JU: La verdad es que no ha sido nada fácil, los primeros ocho o nueve meses fueron un periodo bastante complicado. Nos dimos cuenta de que nuestro sector, el del online recruitment, aquí es súper competitivo. Mientras en España había pocos competidores, con un claro dominio de uno y alguna que otra alternativa, en Londres hay muchísimas web de empleo y los usuarios están acostumbrados a inscribirse en varias; desde las más generalistas a las más sectoriales. Por ello, tuvimos que darle una vuelta adicional a nuestro producto para que fuera competitivo en este mercado. Por otra parte, nos dimos cuenta que aquí todo es más caro ya que una acción de marketing que a lo mejor en España te cuesta 1.000 euros aquí te va a costar 5.000. El último reto fue crear un equipo. En España dentro del mundo de las start ups ya se nos conocía, pero aquí fue totalmente diferente porque como no hay casi paro, en torno a un 8%, entonces era mucho más complicado atraer profesionales al proyecto. Nos costó atraer el talento, el núcleo del equipo, esos tres o cuatro jugadores sobre los que después vas a construir el resto del equipo; pero al final lo conseguimos.

Tb: ¿Cuál es vuestro balance desde que llegasteis en 2012 a las Islas Británicas?

JU: Desde septiembre de 2012, después de esos primeros meses construyendo, nos dimos cuenta que teníamos las palancas necesarias para empezar a hacer crecer Jobandtalent dentro de Reino Unido. Era ponerse a trabajar y empezar a hacer dinero; yo invierto tanto y sé que voy a recibir tantos ingresos, tantos usuarios, tantos clientes y esto es cuestión de invertir y hacerlo crecer porque tengo equipo y entiendo perfectamente cuál es mi value proposition dentro del mercado. Desde entonces estamos creciendo más o menos a un 100% trimestral, cada trimestre duplica al anterior,  pensamos que el Q3 y el Q4 el crecimiento sea incluso mayor. Algo muy positivo de este mercado es que tiene un tope muy alto. En España digamos que la situación económica hace que haya una contracción actualmente del gasto y de la inversión de captación de talento, mientras que en Reino Unido, aunque estamos en recesión, sí que sigue habiendo inversión en selección online de personal.

Tb: Estamos en pleno corazón de la Tech City londinense y Jobandtalent es una de las primeras empresas españolas en tener aquí una sede. ¿Qué ambiente se respira por estas calles? ¿Qué está sucediendo realmente con las startups que tienen aquí sus oficinas?

JU: Aquí lo que hay es una concentración de emprendedores que tienen una idea y están empezando; necesitan un espacio de co-working o un hub donde conozcan a otros emprendedores con los que compartir su idea y llevarla a cabo. Realmente se está empezando la casa por los pilares. Han hecho muy bien comenzando apoyando a estos emprendedores que en tres o cuatro años tendrán compañías de 100 a 500 empleados si les va bien. Eso sí, cuando las tengan tendrán que irse de aquí porque no hay espacio literalmente. Las grandes, Skype, Facebook, King.com, por ejemplo, están por otras zonas de Londres. Sobre todo lo que se da es una concentración de emprendedores empezando, es el germen. Existe también un efecto llamada en lo que a inversión se refiere; hay muchos inversores que antes no se planteaban invertir en tecnología y ahora sí lo están haciendo. Como se está invirtiendo entonces están llegando startups de todo el mundo siendo más del 70% de países europeos, principalmente, y de otros continentes.

Tb: ¿Estáis teniendo más acceso a más financiación que en España?

JU: La verdad es que hay una diferencia importante. Al final, cuando estás en España, tienes acceso al venture capital español y siendo totalmente realistas es muy limitado. Cada vez hay más fondos especializados en tecnología e Internet, pero hace tres años había sólo dos o tres que, haciendo una suma total, contaban con un capital de 150-200 millones de euros para invertir.  En Londres puede haber cinco fondos que pueden tener cerca de 4.000 o 5.000 millones para invertir. No es como Silicon Valley, pero hay mucha más inversión que en España.  

Tb: Vuestro modelo de negocio se basa principalmente en captar a empresas empleadoras que pagan por insertar ofertas de trabajo en vuestro portal. Comentabas antes que hay mucha competencia puesto que existen muchas webs de online recruitment por lo que el pastel entiendo que estará más repartido. ¿Qué diferencias estáis encontrando a la hora de captar clientes con respecto a España?

JU: El cliente británico está muy acostumbrado a diversificar su presupuesto de selección para diferentes webs de reclutamiento. En España cuando tú vas a publicar una oferta de empleo y una empresa tiene 100 para un año, una empresa contrata dos o tres portales de empleo como mucho. Sin embargo en Reino Unido una empresa que tenga 100 o 200 posiciones probablemente contrate diez o doce portales de empleo diferentes. Es un cliente que está acostumbrado a probar, a testear. Por ello nos están yendo bien las cosas ya que una plataforma como la nuestra ha tenido aceptación porque es algo diferente. No obstante la gran barrera a la que nos enfrentamos aquí es la marca y poco a poco la estamos construyendo. Ahora tenemos por objetivo llegar a todo el mercado, a cientos de compañías que nos podrían utilizar, y poco a poco iremos creando la marca Jobandtalent para que ya no seamos nosotros los que llamemos a las compañías sino para que sean estas las que nos llamen a nosotros.

Tb: En lo que respecta a los usuarios, ¿cómo es el perfil tipo del usuario británico?

JU: Los usuarios de Reino Unido son muy similares a los españoles. El usuario tipo oscila entre los que estudiantes que están acabando la carrera o licenciados de  entre los 22 y 35 años, hasta los profesionales con más de 12 o 15 años de carrera profesional, que pasan una media de unos 8-10 minutos al día navegando en nuestra plataforma. Lo que sí es totalmente diferente es el comportamiento. El usuario de UK es menos activo que el candidato español. Digamos que en España los candidatos se inscriben en muchas más ofertas y pasan más tiempo en la plataforma mientras que aquí el candidato tiene que ver que la oferta se encaja a sus conocimientos para aplicar y está menos tiempo navegando. Evidentemente la coyuntura económica entre los dos países es radicalmente diferente en cuanto a índice de desempleo y necesidad de búsqueda de trabajo.

Tb: Uno de los aspectos que os diferencia de vuestros competidores y en lo que habéis sido pioneros es en ofrecer a los usuarios las ofertas de trabajo que más se adaptan a su perfil y a lo que están buscando. En 2012 disteis con la clave gracias a un nuevo desarrollo de vuestro algoritmo de recomendación que se comporta como un consultor de selección personal virtual. Háblanos de cómo funciona ese algoritmo.

JU: Al principio lanzamos un tema muy social, también potenciamos las comunidades a través de empresas que ya funcionaba y nos hizo crecer, pero cuando nos dimos cuenta de que la empresa pitó a lo bestia fue, primero, cuando empezamos a trabajar con Facebook y Linkedin y, en 2012, dimos el gran salto tras desarrollar un algoritmo que proporciona recomendaciones de ofertas de empleo personalizadas para cada candidato. En esto último, fuimos pioneros. Ahora mismo hay alguna compañía que trabajamos como nosotros, como puede ser Bright en EE UU, pero bueno, al final yo creo es hacia dónde va el sector porque si al candidato le mandas ofertas que más o menos le encajen, todo el contenido que va a encontrar va a ser personalizado y relevante. En cuanto al funcionamiento del algoritmo, que formulamos en colaboración con el Instituto Universitario de Lingüística Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, se basa en un análisis big data de billones de datos que tenemos en total de todos nuestros usuarios y de procesos de selección que tenemos dentro de nuestra herramienta. Por un lado, analizamos el comportamiento de nuestros usuarios; en qué procesos se inscriben, cuáles visitan, cuáles les parecen más interesantes… Posteriormente, hacemos un análisis semántico en esta primera capa; luego hacemos un análisis de las compañías y de los reclutadores -qué hacen los reclutadores, cuando utilizan la herramienta…- y, por último, hay otra capa de análisis y que es humana, en la que profesionales de selección de candidatos y headhunters se aseguran que el matching que está generando la herramienta es correcto o erróneo y en base al estudio manual también refinamos el algoritmo. Es una tecnología viva, cada semana lanzamos una actualización.

Tb: ¿En qué está trabajando vuestro equipo tecnológico y de diseño para los próximos meses?

JU: Nosotros comenzamos siendo una compañía PC y poco nos fuimos dando cuenta, sobre todo cuando lanzamos las recomendaciones, de que había un altísimo porcentaje –en la actualidad, un 35%- de usuarios que abrían las recomendaciones que enviábamos por mail desde el móvil. Por ello estamos dando un giro de 180° para adaptar Jobandtalent a su uso en móviles y en septiembre de 2013  lanzamos un app y el próximo mes de enero nuestro site mobile. La idea es crear un consultor de trabajo en el bolsillo. En cuanto al diseño, estamos trabajando para iOS y el reto que nos hemos propuesto a nivel de funcionalidad es que el candidato en cuanto haga click en una oferta de empleo se inscriba ya directamente en la misma sin tener que rellenar formularios en otra web secundaria elegida por la empresa empleadora.

Tb: Hemos empezado hablando del fracaso pero, y esta es la última porque entiendo que tienes que arrancar el día, y si a pesar de que estáis viviendo un momento dulce tuvierais que cerrar o vender Jobandtalent, ¿te atreverías de nuevo a emprender o, en cualquier caso, cómo te imaginarías tu futuro profesional?

JU: Si a mí me dijeran que voy a estar en Jobandtalent toda mi vida, lo firmo ahora mismo, ya que dejaría de ser emprendedor y empezaría a ser empresario. Además, me apasiona lo que hacemos y lo que aportamos al mercado. Pero si por ejemplo hay un cataclismo universal y tenemos que cerrar la compañía o, por el contrario, la vendemos, no me veo trabajando en otra cosa que no sea siendo emprendedor aunque, claro, si me encuentro en la necesidad de hacerlo pues por supuesto que haría lo necesario para salir adelante. Me encanta emprender, montar ideas y tener ese sentimiento entre libertad y responsabilidad ya que tienes toda la libertad del mundo porque sky is the limit pero por otro lado eres responsable del dinero de tus inversores y del salario de tus trabajadores y eso, en parte, es duro y difícil de llevar. Esa sensación de cambiar las cosas y construir una empresa alrededor de una idea que cambie algo y lo haga funcionar mejor es lo que yo creo que nos llama más la atención a los emprendedores, el objetivo final no es hacerse millonario.

Gracias Juan y a tu equipo por abrirnos las puertas de vuestra sede londinense. Good luck!

Juan Calleja González es periodista y desde hace varios años viene emprendiendo diversos proyectos periodísticos y otros relacionados con las TIC. En quinto de carrera fundó la revista Babel, Premio Joven de Comunicación de la UCM en 2007, y es cofundador de Babylon Magazine, primera revista internacional bilingüe sobre cultura hispánica. En la actualidad anda sumergido en el mundo de la tecnología y su relación con la cultura y los nuevos caminos del periodismo.

Contenidos Relacionados

Top