Habitissimo democratiza el mundo de las obras y las reformas

pintor-brocha-gorda

Hacer de una reforma una experiencia extraordinaria. Esta máxima, que parece una utopía, es el mantra de los impulsores de Habitissimo, un marketplace que une a personas que quieran hacer una reforma en su casa u oficina y a profesionales especializados en ello. El proyecto, de cuatro años de vida, ya tiene 5.000 clientes y está en siete países.

 

Hace cuatro años el mallorquín Jordi Ber se vio en la misma tesitura que seguro que a más de un lector le resulta familiar. Necesitaba hacer algunas reparaciones en casa y le costó bastante trabajo encontrar a un buen profesional que se encargara de ellas. “En los directorios tradicionales sólo había un listado de nombres y teléfonos, y no sabía quién era bueno y quién no…”. Al final lo encontró pero, por el camino, halló también una brillante idea de negocio: “Pensé que Internet podía añadir más transparencia a este sector y hacer más fácil encontrar un buen profesional… Empecé a investigar y vi que había proyectos similares en países más avanzados, lo que fue bueno, porque fue una manera de constatar que había una oportunidad de negocio y no sólo una idea, y además podía aprender de ellos”. Y así fue como a Ber se le ocurrió crear Habitissimo, un marketplace dirigido, por un lado, a los propietarios de cualquier casa o negocio que necesitan hacer alguna reforma o reparación y, por otro, a los profesionales y pequeñas empresas que prestan esos servicios. “Nuestro mercado es el que gira alrededor del hogar, estamos hablando de más de 100 categorías distintas, desde obras y reformas, hasta limpieza y mudanzas… El hogar, o el hábitat, es el que marca los límites de lo que hacemos y lo que no”.

El proyecto empresarial lo fundó tras buscar a un socio tecnológico, un programador. “Por suerte encontré a Martín Caleau, que tenía también un perfil emprendedor, trabajamos juntos en un pequeño proyecto para conocernos para ver qué tal trabajábamos juntos, y luego decidimos centrarnos 100% en Habitissimo –explica Ber–. Yo tenía ahorrado algo de dinero y con eso podíamos aguantar unos meses. Decidimos presentarnos a la aceleradora SeedRocket de Barcelona en Enero de 2009, ganamos esa edición, y eso nos permitió acceder a una muy pequeña inversión de business angels y luego una ronda un poco mayor con Cabiedes & Partners.

Hasta la fecha, revela el CEO, la empresa ha logrado una financiación de algo más de medio millón de euros de inversores y también recibido ayuda de ENISA en forma de préstamos participativos.

Jordi Ber, CEO de Habitissimo (en el centro), con su equipo.

 

Orígenes y evolución

El proyecto se lanzó como beta en abril de 2009, aunque en septiembre de ese mismo año ya lograron el primer cliente. En octubre de 2010 Ber y Caleau iniciaron la internacionalización de Habitissimo con lanzamiento de Italia –en la actualidad, además de España e Italia dan servicio a Argentina, Chile, México y están empezando en Turquía, aunque Ber asegura que piensan entrar pronto en otros países de estas áreas geográficas, Europa y América– y en 2012 alcanzaron el punto de equilibrio de negocio o breakeven. Más de 5.000 clientes avalan el éxito del proyecto.

En la actualidad, cerca de 50 personas colaboran con Habitissimo. “La verdad es que tenemos la suerte de contar con un equipo muy bueno, sin ellos no estaríamos obviamente donde estamos”, afirma Ber, que añade que la mitad del equipo está en ventas y atención al cliente, lo que realizan mediante un call center propio, y la otra mitad está en marketing y en el área tecnológica. “Dar con ellos no ha sido fácil, y de hecho al principio del proyecto contratamos a la gente equivocada. Ahora le dedicamos bastante atención al proceso de selección, no sólo buscamos personas que puedan responsabilizarse de una serie de tareas, sino que buscamos que su perfil encaje en nuestra cultura corporativa y que tengan la actitud adecuada. El reto actual que tenemos es seguir que el equipo siga motivado y creciendo junto con la compañía”, señala.

Modelo de negocio

La labor que realiza la firma consiste en detalle en lo siguiente. “Para el particular queremos hacer fácil y rápido encontrar a un buen profesional para hacer una reforma o reparación en su casa. Simplemente nos tiene que contar –el servicio es gratuito para los particulares– qué necesita y nosotros trabajamos para que hasta cuatro profesionales de su zona le contacten para pasarle un presupuesto. Cada profesional cuenta con opiniones de otros usuarios” explica Ber, quien añade que el objetivo último del proyecto no es otro que “democratizar el mundo de las obras y las reformas. Nuestra visión a largo plazo es que hacer una reforma sea una experiencia extraordinaria”.

En lo que respecta al otro lado del negocio, los profesionales, Habitissimo les ayuda a conseguir clientes. “Somos un nuevo canal de marketing fácil de usar y que no necesita de grandes inversiones, es muy fácil calcular la rentabilidad de tu inversión. Somos como los comerciales en Internet de miles de autónomos y profesionales. Ellos simplemente nos dicen a qué se dedican y dónde trabajan, y nosotros les ponemos en contacto con particulares que están buscando alguien como ellos”.

En relación a otros marketplaces similares (en España hay muchos como Tumanitas, Reformared, Hazmeprecio, etc.), el gran diferencial de Habitissimo es, asevera Ber, el volumen que gestionan. “Somos con diferencia el portal con más volumen de profesionales, mayor número de opiniones y trabajos cada mes”, apunta el CEO. Por otro lado, indica, Habitissimo no es simplemente un lugar donde pedir presupuesto online: “Cubrimos toda la cadena de valor, o el ciclo de vida de una reforma, desde coger ideas hasta resolver tus dudas y finalmente encontrar un profesional”. La seriedad con la que trabajan y el servicio personalizado de atención al cliente y de seguimiento de sus trabajos son otros aspectos que diferencian su servicio del resto, según Ber. “Pero, sobre todo, nos diferencia el hecho de que no tomamos partido por nadie, no cobramos comisiones por los trabajos que realicen nuestros profesionales y no intervenimos en las propuestas de presupuestos. Son quienes nos eligen los que deciden los precios finales de los trabajos”.

Futuro

Una vez validada la viabilidad del negocio y después de haber puesto un pie en varios países, los retos de Ber y su equipo ahora son “seguir creciendo en volumen, mejorar todavía más el nivel de servicio y pasar de ser una compañía local a una global”.

Ber afirma que cuando comenzó el proyecto con Martín Caleau ambos sabían que éste iba a tener acogida, pero reconoce que llegar hasta aquí “no ha sido fácil”: “Llevamos más de cuatro años trabajando para conseguirlo”. “Lo que hay que pensar es que Habitissimo está siendo cada vez más una compañía que ayuda a las personas a inspirarse para sus diferentes proyectos –señala–Por ejemplo, cuando los hijos se independizan muchas personas quieren adaptar su casa o al revés, cuando nace un bebé, todas las familias quieren tener un cuarto lo más cómodo posible. También están aquellos que deciden reformar su local, ampliar un bar o pintar una tienda. Todas estas pequeñas reformas las pueden hacer nuestros profesionales. Hay que tener en cuenta que en Habitissimo tenemos los sellos de confianza para nuestros profesionales, lo que les permite estar acreditados, demostrar que tienen todos los papeles y permisos en orden para hacer el trabajo que les soliciten. Es una manera de tener a los mejores y evitar la competencia desleal”.

¿Y la crisis? ¿En qué medida ha ayudado ésta a que un proyecto de reformas salga adelante? “De algún modo la crisis ha tenido algo que ver –reconoce Ber–Por un lado los particulares son más sensibles al precio y comparan más. Por otro, los profesionales escuchan nuestra propuesta, porque les faltan clientes y nosotros podemos llevárselos. También hay que decir que la crisis hace que haya menos trabajos que en los años de bonanza. Aparte del estado de la economía lo que está cambiando son los hábitos, la gente cada vez usa más Internet, y compara más”.

El pitch de Habitissimo

Si estuvieran ante un grupo de inversores, esto es lo que Ber y Caleau les dirían en su elevator pitch:

“Queremos transformar el mundo de las obras y las reformas, desde la fase de inspiración y coger ideas hasta la elección de un profesional. La forma de funcionar hasta ahora no es eficiente e Internet puede cambiar esto. El mercado de las reparaciones y reformas es un mercado muy grande de varios billones (americanos) de euros. Tenemos un modelo de negocio validado, con miles de clientes, unas cifras que no paran de crecer, y un equipo fantástico. Buscamos inversión para acelerar nuestro crecimiento y ser un player global en este sector”.

 

 

 

foto cc Fran Ulloa

 

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top