Cómo encontrar al cofundador perfecto

parejaperfecta

Empezar un proyecto de emprendimiento en solitario es un trabajo costoso y difícil. La necesidad de apoyo, de equipo y de nuevas opiniones que ayuden a encontrar las soluciones más fáciles para formar el startup perfecto son cualidades importantes para muchos fundadores. Si el objetivo no es empezar una carrera de emprendedor en solitario, ¿dónde se pueden encontrar otros emprendedores interesados en unirse al equipo? ¿Cómo deberían ser? ¿Cómo se sabe si van a encajar? Todas estas preguntas y más son las que surgen a la hora de buscar la media naranja profesional para hacer una startup.

Es posible que la persona más adecuada se encuentre entre tus familiares o amigos. En la mayoría de las ocasiones, no es así. Para poder encontrar a esa persona especial, muchas personas recurren a las sesiones de networking, a preguntar a sus contactos y a unirse a proyectos de incubadoras de startups para poder encontrar cofundadores. Estas actividades son claves para poder conocer a otros emprendedores o personas con ideas en fases iniciales que pueden tener los mismos pensamientos para formar una startup.

Cofundadores

Encontrar el cofundador perfecto puede ser difícil. Foto cc s_falkow

Para poder encontrar el cofundador de tus sueños y llegar al nirvana de las startups, es aconsejable:

1-      Nadie encuentra un buen cofundador desde la oficina o desde casa. Buenas opciones para conocer gente creativa son coworking o incubadoras en las que se da apoyo a los trabajadores y se trabaja junto con personas que están en situación similar. Buscar sociedades, organizaciones o incluso redes sociales para profesionales es un plus a la hora de conocer nuevas personas.

2-     Házlo por escrito. Aunque parezca la persona más fiable del planeta, una startup tiene que tener una base estable de acuerdos entre los cofundadores en los que se establezcan los derechos y deberes de cada uno, dando seguridad a todas las partes y previniendo la mayoría de problemas del futuro.

3-     Procura no elegir a una persona demasiado parecida a tu perfil. Los equipos de fundadores funcionan mejor cuando los miembros tienen especialidades diferentes y pueden aportar su experiencia en distintas áreas. Para acertar, es importante pensar en el tipo de negocio que se quiere lanzar y los objetivos que se tienen que cumplir en los primeros años. La persona adecuada tiene que poder hacer que estos objetivos se hagan realidad.

4-     Una de los dealbreakers más importantes a la hora de encontrar un co-visionario es compartir la idea de negocio; estar de acuerdo en los principios que se llevarán a cabo en el futuro para evitar las discusiones y malentendidos sobre la dirección en la que se llevará la nueva empresa. Para ello, es importante la comunicación y las valoraciones éticas claras de empresa desde el primer momento.

5-     Para ser exitoso, hay que dejar el ego en la puerta. La fórmula de éxito no incluye una estrella; comenzar una empresa es una de las cosas más difíciles de hacer. Un fundador no puede coger el peso entero de una startup, para eso lo habría hecho en solitario. El proyecto es de todo el equipo fundador, por lo que nunca hay que entrar en el terreno de ser un ‘empleado’ de otro fundador.

El proyecto pasará a ser vuestro. Aunque el fundador inicial no pierde el control, ahora toca compartir las responsabilidades, la toma de decisiones y los problemas con otra persona. Si se planea de forma correcta, puede ser una relación duradera basada en unos principios en los que se pueda crecer como empresas.

Foto cc  Tormel

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top