Cuatro maneras de fracasar en un pitch

comunicacion_telefonohojalata

En TICbeat hemos hablado sobre cómo hacer un elevator pitch, sobre lo que buscan los inversores y lo que los emprendedores pueden hacer para destacar. A veces es más fácil aprender lo que no hacer para poder asegurar una victoria en el mundo de los confusos inversores de startups.

Hoy presentamos las cuatro maneras infalibles de fracasar en una presentación; pecados que cometen hasta los emprendedores más preparados:

1. Ignorar lo más importante que caracteriza tu empresa

Existen muchos borradores para crear un pitch eficiente, pero esto no significa que puedas transferir la información al formato e ir a hacer un pitch directamente con éxito.  Todas las empresas tienen su forma de destacar, debes encontrarlo, trasmitirlo y eliminar las dudas sobre por qué tu idea es original. Hay que evitar parecer un loro y pensar en el momento de las preguntas en lo que podrían estar incidiendo para poder responder de forma acertada (y no repetir lo que ya estaba dicho).

2. No proporcionar metas claras tras la inversión

Al pedir dinero, es importante saber decir para qué es. Nadie (ni siquiera las personas de tu familia) querrán prestarte dinero si no dices para qué lo vas a necesitar. Antes de empezar a hacer un pitch, tienes que saber la cantidad que necesitas y la trayectoria de inversión que necesitarías a corto y medio plazo. Es posible que las circunstancias cambien, pero es imprescindible contar con un plan en la que se explica en qué gastarás el dinero.

3. No mostrar el producto

¿De qué vienes a hablar hoy? Aunque seas el orador más interesante del mundo, si estás haciendo un pitch, estás presentando algo. Venir con las manos vacías o ni siquiera mostrar el producto o servicio que va a resolver los problemas de los clientes indican que simplemente no estás preparado para apostar por él.

4. Ser aburrido

En un pitch a un grupo de personas no se puede realizar la misma presentación que en una sala de juntas. La reacción del público importa y deben ver la pasión que transmites como emprendedor que comienza un nuevo proyecto. La habilidad de captar la atención del público y entretenerles es muy importante: tienes que saber divertirte.

Junto con estos ‘errores más comunes’ del momento de los pitches ante un público, es importante añadir que si se hace mal, no pasa nada. Siempre hay nuevas oportunidades para presentar tu empresa y se debe hacer cada vez con mayor confianza.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top