Babbel acelera su expansión internacional

babbel

En sus seis años de vida, la empresa de aprendizaje de idiomas Babbel, con sede en la ciudad alemana de Berlín, ha conseguido alcanzar más de 15 millones de usuarios y estar presente en más de 190 países. A pesar de estos datos, lo cierto es que la firma sigue teniendo mucha visibilidad en Alemania y no tanta fuera y su potencial puede ser mucho mayor. 

No obstante, ahora puede ser el momento para que la empresa dé un salto significativo en su expansión geográfica gracias a una nueva inyección de capital riesgo. En esta ocasión, el montante, que asciende a 10 millones de euros, ha sido cerrado con Reed Elsevier Ventures, que lidera el consorcio de capital de riesgo formado por Nokia Growth Partners, IBB Bet y Kizoo.

Con esta financiación, la firma pretende introducirse con más fuerza en otros países europeos (entre ellos, España), América y en los mercados emergentes. Además, sus creadores confían en establecer relaciones comerciales con distintos fabricantes de hardware, proveedores de plataformas y medios de comunicación de todo el mundo.

En España en concreto la presencia de la plataforma no es nada desdeñable. En este mercado las aplicaciones de Babbel se han descargado casi 500.000 veces (mas de 50.000 en el último mes, según indican desde la empresa) y sus gestores prevén la inserción de más publicidad en televisión y el desarrollo de actividades con plataformas locales que ayuden a ensanchar la base de usuarios. En este sentido, desde la firma, Markus Witte asegura a TICbeat que el mercado español es muy importante para Babbel, “principalmente por el gran interés mostrado por los usuarios en herramientas de autoformación de calidad y asequibles económicamente, siendo este un nicho casi ignorado por la competencia”.

Markus Witte, director general de Babbel.

Evolución ascendente

Lo cierto es que la evolución de Babbel ha sido exponencial. En palabras de Witte, “desde que empezamos en 2007 hemos venido observando un gran éxito, incluso sobrepasamos los objetivos que nos pusimos en el primer plan de negocio que presentamos a los inversores en 2008, lo que es muy poco normal en startups y casi una sorpresa para todos. Está claro que al principio éramos bastante inocentes, pero siendo una compañía de aprendizaje, hemos demostrado que eso es lo que se nos da bien: ¡aprender!”.

Witte revela que la tasa de crecimiento anual en los últimos dos años ha superado el 200%. “Esto,unido a un flujo de caja positivo, hace que nos sintamos muy satisfechos”, añade.

Contenido, experiencia del usuario y tecnología son, dice Witte, los ingredientes de éxito de la compañía. “Producimos nuestro propio contenido de alta calidad que está optimizado para la plataforma en vez de limitarnos a adaptar material impreso antiguo –afirma–. Además, producimos el material de aprendizaje para cada idioma independientemente en vez de traducir, por ejemplo, un curso de español del alemán al inglés o al sueco”.

Asimismo, explica, la interfaz de usuarios se optimiza constantemente. “Nos basamos en cómo usa la gente nuestra plataforma para hacerles el uso lo mas fácil posible. Sencillez es nuestro mantra”, asevera.

La tecnología, la clave

Aunque el punto fuerte de Babbel desde el principio es la tecnología, según el director general. “Babbel no es solamente una web, es una aplicación cliente en el lado del servidor; lo que en el lenguaje actual se llama un SaaS (software as a service) o servicio en la nube que funciona en variedad de plataformas distintas pero que siempre conecta con el mismo backend. De manera que tu cuenta de Babbel, cuando usas nuestra aplicación de Android es la misma que la de la web y encontrarás siempre el mismo vocabulario en un sitio o en otro. Por otra parte, algunas funciones como el Reconocimiento de Voz o el Sistema de Repaso integrado suponen tecnología punta que al final resulta en valor añadido para el usuario. Todo esto además lo producimos nosotros en casa, lo que provoca que seamos más rápidos y flexibles a la hora de adaptarnos a las necesidades de los usuarios”, explica.

Para Witte, el auge de los dispositivos móviles (smartphones y tabletas) que se ha producido en los últimos años supone una oportunidad para el mercado en el que se mueve la empresa. “Los dispositivos táctiles son excelentes para aprender, especialmente las tabletas, que son un hardware óptimo para una aplicación como Babbel”, afirma.

El director añade que dado que desde el inicio concibieron Babbel como un producto multiplataforma, el crecimiento de las tabletas y otros dispositivos táctiles no les asustó en ningún momento. “A día de hoy estamos presentes en las mayores plataformas y experimentamos casi un millón de nuevas instalaciones al mes –señala–. En estos momentos estamos trabajando en mejorar la experiencia de aprendizaje en teléfonos, ya que hasta ahora las más de 6.500 horas de material lectivo solo son accesibles desde la web o la aplicación para iPad. Producir una aplicación de aprendizaje completa para la relativamente pequeña pantalla de un teléfono es todo un reto, pero estamos trabajando en ello y podemos anunciar que en breve lanzaremos un nuevo y excepcional producto”.

Futuro

De cara a un futuro próximo el equipo de Babbel se centrará especialmente en la internacionalización. “Nuestra cuota de mercado y nuestra visibilidad en Alemania no están nada mal, pero en otros países europeos y en Estados Unidos no somos realmente visibles”, reconoce Witte. “Ahora vamos a poner todos nuestros esfuerzos en mejorar el servicio para los usuarios de estos otros países. Creemos sinceramente que hay demanda para un producto como Babbel, que es formación a un precio asequible, en países como España, Francia, Reino Unido y otros países”, añade.

Su desafío ahora es “alcanzar al público para presentarnos y optimizar nuestro producto para éste… y al mismo tiempo desarrollar el producto centrándonos en el usuario para servirle una estrategia de aprendizaje exitosa a largo plazo”, concluye.

 

Etiquetas ,
Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top