6 trucos para un networking efectivo

networking

Te ofrecemos seis sencillos consejos para que hagas tus deberes antes, durante y después de los eventos y poder así asegurarte no solo conexiones más duraderas, sino lograr además un mayor retorno del tiempo y el dinero invertido asistiendo.

Qué hacer antes del evento

1. Investiga. Quizá la parte más importante de tu tarea previa será conocer lo más posible a las personas con las que te vas a encontrar o te vas a reunir. Preocúpate de conocer en profundidad su biografía y actividad laboral y sobre todo qué puedes ofrecer que permitar captar su atención. Potencia posibles rasgos en común, aficiones compartidas y utiliza los contactos que compartas, algo que hoy esun juegos de niños gracias a las redes sociales profesionales. Es posible que al hacer el entorno más familiar, la conversación sea notablemente más fluida y productiva.

2. Saber decir a qué te dedicas cuando alguien te lo pregunta. ¿Parece sencillo verdad? No lo es en absoluto. Podrías estar delante de una gran oportunidad y está en tus manos ganarla o perderla. ¿Sabrías atraer la atención de tu interlocutor en solo diez segundos? Ser concisos relatando nuestra experiencia, proyectos o ideas es algo francamente complicado. La receta hacia la efectividad es tener en la cabeza algo sencillo, nada de grandilocuencias. Tener un gancho efectivo puede ser crucial para abrir el apetito de la persona con la que quieres tomar contacto. El algo básico en las labores comerciales y de networking. Las personas que trabajan en prepararlo y son capaces de llevarlo a cabo aún a pesar de parecer a veces discursos forzados o imposturas, se demuestra que son altamente eficaces. Sin duda, el camino desde tu pitch personal a una siguiente reunión o a un posible interés comercial estará mucho más allanado si eres capaz de responder de manera adecuada a las preguntas importantes.

Qué hacer durante el evento

3. Ofrecer antes que pedir. También parece una cuestión baladí. Se diría que todos por defecto estamos en plena disposición de los demás, pero la realidad es otra. ¿Eres de los que pide o de los que se ofrece? El tiempo en los eventos es limitado y la efectividad es más que nunca un rasgos diferencial. Cambiar tu actitud haciendo de tu experiencia una herramienta de ayuda hacia tu compañeros de conversación en el networking facilitará la consecución de buenos contactos.

4. ¿Sabes hacer las preguntas adecuadas?. También parece sencillo, ¿verdad?. Solo cuestiónate si en realidad sabes lo que buscas de ese contacto que has conocido en el evento. Ya has conocido a la persona con la que te interesa abrir negocios. Conseguiste brillar con tu mejor introducción. Ahora es el momento de que sigas tu guión para alcanzar tu objetivo. ¿Te has preparado la batería de preguntas?.

Qué hacer después del evento

5. La prioridad es el seguimiento. En pleno evento recibes multitud de tarjetas. Habrás tenido, si todo ha ido bien y seguiste los trucos anteriores, un buen número de conversaciones. ¿Estás seguro de que serás capaz de recordar todos los detalles importantes? No pierdas tu tiempo y antes de que estas cuestiones se evaporen de tu memoria , toma tus notas aunque sea utilizando el reverso de las tarjetas y no olvides pasarlas a limpio tan pronto te sea posible.

Algunos tipos de anotaciones que te podrán ayudar en futuras conversaciones: dónde conociste a ese contacto y de qué hablaste, algo que compartas, algún detalle personal o familiar, proyectos comentados, el valor que tú o tu compañía puede aportar y próximos pasos. Tampoco es mala idea el diferenciar o clasificar los contactos con los que caben potenciales colaboraciones en el corto, medio plazo, de los que podrían ser interesantes a largo plazo o de aquellos con los que dificilmente puedan cerrarse negocios.

6. Rápida toma de contacto para aportar valor. No dejes pasar mucho tiempo desde el networking y desde el momento en el que acabaste de pasar tus anotaciones a limpio. Reflexiona como si de una pipeline mental se tratase con qué contactos puede haber mayores sinergias y en qué posibles proyectos puedes aportar valor. Una vez lo tengas claro, aprovecha mientras todo esté fresco en la mente de interlocutor. Contacta en no más de 24 o 48 horas para ponerte a su disposición y conocer de primera mano posibles vías de colaboración.

Esperamos que estos sencillos consejos te sirvan para garantizar un mayor retorno de tu actividad de agenda. Cuéntanos los tuyos en nuestros comentarios y ¡suerte con tus próximos eventos y buen networking efectivo!

 

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Comments are closed.

Top